Peregrinando por Pendueles
Peregrinando por Pendueles

Peregrinando por Pendueles

Peregrinando por Pendueles

De Buelna a Pendueles. Longitud 3 kilómetros.

A la altura de la localidad de Buelna en Llanes, el Peregrino del Camino Norte de Santiago tiene la opción de abandonar la Carretera Nacional, para continuar caminando junto al mar por un paraje de alto valor paisajístico.

El tramo del Camino de Santiago (Buelna a Pendueles) que describimos, transcurre junto al Cantábrico por una zona de belleza consumada entre ocultas Playas y escarpados acantilados repletos de singulares formaciones.

Buelna

Empezamos atravesando el bello pueblo de Buelna. La localidad se caracteriza por la belleza y sobriedad de sus casas. Típicas Casonas Asturianas de piedra y madera, fieles ejemplos de la tipología arquitectónica asturiana que muestran orgullosas sus corredores engalanados con flores y plantas de colores luminosos. Algunas muestran entradas blasonadas como el Palacio que recibe al peregrino a su entrada desde la Nacional al pueblo. Un sobrio edificio del siglo XVIII que perteneció al Conde del Valle de Pendueles.

Desde el pueblo nos dirigimos, cruzando la vía del FEVE hacia la Playa de Buelna. Una coqueta cala natural de extrema belleza presidida por una singular formación rocosa  conocida como el Picón.

Senda costera de Llanes

Dejando atrás la Playa el Camino entronca con la llamada Senda Costera de Llanes. La cual, sin pérdida nos conducirá en un par de kilómetros hasta Pendueles.

El Paisaje no tiene desperdicio. Se camina entre verdes prados sobre el acantilado que dibuja formaciones caprichosas con vertiginosos entrantes al mar. También la presencia, hacia el sur, de la llamada Sierra Plana contribuye a realzar aún más, si cabe, la belleza del entorno.

En poco tiempo llegaremos a un desvío donde aparece un camino a nuestra derecha. Este pequeño sendero nos conduce hasta la Playa de Castiellu. Se trata de una singular cala de arena oscura donde destaca el llamado Islote de Picones.

Pendueles

Dejamos atrás Castiellu y nos adentramos en Pendueles. Lo primero que llama la atención son los altos muros almenados que nos dan la bienvenida. Muros que sirvieron en antaño para marcar las tierras del Conde del Valle de Pendueles. Unos metros más adelante se encuentra nuestro Restaurante Parrilla El Chispero, lugar donde en Peregrino del Camino del Norte, puede parar a tomar un tentempié antes de continuar su etapa. Seguimos avanzando hacia la Bolera, situada enfrente del Palacio (una vez más) del Conde del Valle, construido en el siglo XVII. A la izquierda se observan los restos del que fuera uno de los más bellos ejemplos de arquitectura Indiana del Concejo de Llanes, El Palacio de Santa Engracia.

Hacia Llanes

Inmediatamente después de pasar el citado Palacio en ruinas, el Camino gira a la derecha dejando atrás la calle principal de la población. El Camino de Santiago abandona Pendueles como lo encontró, entre praderas de un verde infinito y próximo al mar para dirigirse a Llanes entre escenarios de una belleza supina.

 

Deja un comentario

catorce + 14 =

Cerrar menú